25 de enero de 2010

Campos de fresas para siempre...

Hace poco coloque un enlace en mi perfil de Facebook de un vídeo de Los Fabulosos Cadillacs interpretando la famosa canción de The Beatles Strawberry Fields Forever. En aquel enlace sólo comenté que aquello que en principio debía ser un insulto intolerable al cuarteto de Liverpool era tolerado sólo por ser los maestros argentinos quienes se atrevían a tal afrenta. Hoy, para este blog, creo que es justo meditar esa afirmación.

Seré breve, simplemente quiero mencionar que no debe extrañarnos que a un grupo tan admirado y con tanta historia a cuestas como The Beatles se le hagan homenajes de casi cualquier índole. Y, como consecuencia inevitable, quienes les idolatramos solemos enojarnos por algún homenaje espantoso, algún cover infame o, sin más, una nueva versión o vídeo desafortunado.

Ejemplos a esto sobran y es mejor, creanme, omitirlos. Sin embargo, están también los homenajes adecuados y, algunos, extraordinarios. La mayoría de ellos se hacen con la propia supervisión, apoyo o reconocimiento de alguno de los Beatles y quizá por eso resultan tan satisfactorios. Los ejemplos sobran y enumerarlos equivaldría a hacer un post propio, así que mejor volvamos al objeto original.

Aunque ha habido muchos covers de canciones de The Beatles, son muy pocos los que salen bien librados. Y entre ellos, y no es por qué sea fan de Los Fabulosos Cadillacs, debe contarse este de Strawberry Fields Forever. No está entre los mejores, no, sólo está entre los que la han librado. Y para que se den una mejor idea de esta diferencia, les sugiero que luego de que vean el vídeo al final del post, se den una vuelta por éste y éste otro. El primero es la versión original de With a little help from my friends y el segundo es el cover que hizo Joe Cocker y que, a parecer mío, supera a la versión original de The Beatles. Y eso si está cabrón.

Los Fabulosos Cadillacs no superan la versión original, se quedan lejos. Lejísimos. Sin embargo, su canción tiene cierto encanto -como casi todas las que han hecho-y es, para acabar pronto, bastante buena.

La versión original, lo sabemos -debemos saberlo-, fue escrita por John Lennon (aunque editada a nombre de él y Paul McCartney) y lanzada en 1967 como parte del álbum Magical Mistery Tour. Por su parte, el cover fue editado en 1995 como single del álbum Mal Bicho, y su interpretación tiene el apoyo vocal de Deborah Harry, cantante de Blondie.

Sin más rollo ni presentación que añadirle, les pongo aquí el cover, seguido de la rola original. Ustedes dirán si me equivoco.



2 comentarios:

H-Ek'tor dijo...

...y claro, mencionar que la interpretación de Cocker de With a little... en Woodstock es una de las cosas que muchos quisiéramos haber presenciado.

Es que nomás de checar las escenas a uno se le pone la piel chinita.

Ricardo Said dijo...

MMM... oye saúl, como dato cultural, Motley Crue, una banda de Glam metal muy popular en los 80's hizo cover de Helter Skelter, muy cabrón a mi parecer, y se dice y creo que es cierto que Offspring con su canción de Why don't you get a job se basó en obla di, obla da de los beatles- no sé si así se escribe la rola. Otro dato, es que los Ramones se llaman así en honor a McCartney... búscale