3 de marzo de 2011

Sobre nada, ¡de nuevo!

He faltado a mi compromiso de escribir en los últimos dos días que tocaba entrada al blog y, con ello, al compromiso de hacer al menos una entrada por semana. Hoy toca de nuevo y pasa algo extraño y frustante: tengo de nuevo unas ganas barbaras de escribir, sobre lo que sea, y se me ocurren un buen montón de ideas sobre que escribir, pero a la hora que enfrento al ordenador, escribo y borró parrafos y no soy capaz de completar nada. Nada.

Estimo que será un problema temporal, resultado de algún asunto personal o una distracción de alguna índole. Espero que el mismo se presente sólo de hoy y el domingo corra con mejor suerte pues de no ser ásí, habrá que indagar a fondo -ver hacía dentro, pues, como Tiresias- y descubrir que pasa o este blog caera en otra letania como las que ya ha sufrido. Tampoco se trata de que se vuelva ahora y entonces una ventana confesional a quejas y frustraciones mías así que, para compensar mi falta de creación y para evitar que esta entrada sea aún más vana, les comparto un video.

¿De qué?, qué cosa les puedo compartir para compensar escribir sobre nada y obligarlos además a oír mis quejas y absurdos, pues algo que lo compensa por seguro, una de las obras magistrales de los humoristas argentinos Les Luthiers. Con ustedes, "Las majas del bergantín", en la versión incluida en la antologia "Grandes Hitos." Disfrutenla:



Hasta el domingo... espero.

1 comentario:

Franz dijo...

Bueno, pues a todos nos pasa eso de no poder escribir. Yo al contrario he tenido mucho de qué hablar en mi blog. Debes ser de esas personas que se les dificulta el ejercicio de "pensar la escritura", y como historiador, te ha de pasar más constantemente de lo que quisieras. Yo soy historiador del arte, sé más o menos de lo que hablo...

Saludos...